¡Conozca sus Derechos! | Defensa contra Deportacion

Independientemente de su situación migratoria, todas las personas que residen en los Estados Unidos tienen ciertos derechos destinados a protegerlas en contra encuentros invasivos de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley incluyendo los funcionarios de inmigración. Estos encuentros pueden ocurrir en su hogar, en el trabajo o en la calle. Sin embargo, los funcionarios de inmigración a menudo no le informan de sus derechos hasta mucho después de haberle interrogado. ¡Así que no espere a que le digan sus derechos, conózcalos y hágalos valer antes de renunciar a ellos!

Usted tiene el derecho a permanecer en silencio. Cualquier cosa que usted diga o de a conocer al funcionario puede ser usado en su contra en la Corte. Si usted no desea hablar con un oficial de inmigración usted se lo debe indicar de manera clara. Pregúntele al oficial de policía si usted está libre y sí puede irse. Si le dicen que sí, camine, aléjese lentamente. Si usted es arrestado o detenido, usted no debe decir algo al oficial que lo comprometa, sólo deberá decirle: "No quiero hablar ni firmar algo hasta que yo pueda hablar con mi abogado".

         NOTA: El gobierno federal debe demostrarle que usted es un nacional extranjero antes de que puedan deportarlo. Sin información o documentación sobre su nacionalidad extranjera el gobierno no podrá hacerlo. Si usted no tiene un estatus legal evite dar cualquier información acerca de esta falta de status legal o de su país de nacimiento o de la forma en la que entró a los Estados Unidos. De lo contrario, el gobierno puede utilizar esta información para demostrar que usted podrá ser deportado de los Estados Unidos.

No tiene que abrir sus puertas. Si un oficial de inmigración llega a su casa, no abra la puerta a menos que el funcionario le muestre una orden firmada. Hable con el agente a través de la puerta cerrada. Pídale al oficial la policía que deslice la orden por abajo de la puerta. Asegúrese de que toda su familia sabe qué hacer si un funcionario llega y toca su puerta. De lo contrario, los agentes no necesitan una orden judicial si usted o alguien en la casa, les permite entrar.

         NOTA: Los allanamientos ilegales pueden ser impugnados más tarde en la Corte. Pero es difícil oponerse a ellos sin pruebas. Si los oficiales entran y registran la casa, asegúrese de anotar todos los nombres de los oficiales y de sus números de placa. Si es posible, grabe la búsqueda usando su teléfono celular.

Usted tiene el derecho de hablar con un abogado. Si usted es detenido, tiene el derecho de hablar con un abogado o llamar a alguien (para que usted pueda comunicarse con un abogado). Usted también tiene el derecho de comunicarse con el consulado de su propio país.

         NOTA: no firme ningún documento sin antes consultar con un abogado. Si usted firma un "retorno voluntario", a usted lo regresarán a su país sin tener el beneficio de pedir un apoyo en la Corte de inmigración. En lugar de hacer eso, informe al funcionario: "No quiero hablar ni firmar algo hasta que hable con mi abogado".

Además, aquí tiene cierta información útil que usted debe conocer:

         • Aunque es importante hacer valer sus derechos, no se resista físicamente, no obstruya o proporcione falsa información a un funcionario mientras se encuentre detenido o encarcelado. Estas son otras de las violaciones que puedan disminuir sus probabilidades de obtener un alivio en la Corte de inmigración.

         • Lleve siempre sus documentos válidos de inmigración, tal y como su tarjeta válida de residente permanente o de un permiso de trabajo, pero no lleve con usted documentos extranjeros o fraudulentos porque pueden ser utilizados en su contra ante la Corte.

         • Si usted es arrestado o detenido, pero tienen hijos en la escuela o en la casa, informe de esto inmediatamente al oficial de inmigración.

         • Crear un plan en caso de ser arrestado o detenido. Tenga con usted el nombre y el número de teléfono de un familiar, de un amigo o de un abogado al que puede llamar mientras usted está detenido. Haga planes a tiempo con un miembro de confianza de la familia o con un amigo, que pueda ocuparse de asuntos importantes para usted mientras usted esté detenido. Esta persona también debe saber dónde encontrar los documentos importantes, tales como los registros de inmigración y las actas de nacimiento.

         • Lleve consigo y presente su tarjeta al agente: "ESTOY AFIRMANDO MIS DERECHOS" (TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL) (a continuación) si usted es arrestado o detenido, o si los funcionarios de inmigración llegan a su casa o a su lugar de trabajo.

I AM ASSERTING MY RIGHTS!

I am exercising my right to remain silent under the law. I will not speak with you or sign any documents without the advice of my lawyer.

If I am being arrested or detained, I wish to contact a lawyer immediately.

You may not enter my residence unless you present a signed judicial warrant with my name. (Slide under door.)

________________________________________________

¡CONOZCA SUS DERECHOS!

Dé esta tarjeta al agente de inmigración (ICE) u otro oficial de la policía sí usted está siendo interrogado, detenido o arrestado

Deslícela por debajo de la su puerta si un agente de inmigración u otro oficial toca o llama a su puerta.